Ante los eventos y procesos que se han catalizado como efectos del Huracán María, la Sociedad Puertorriqueña de Planificación reconoce la inmensa responsabilidad de tomar acción y ser participante activo y pro-activo del debate público que ya ha comenzado sobre el futuro de Puerto Rico y, más aún, ser parte del quehacer en el presente.

Reconociendo la etapa actual en la que se encuentra el país, donde todavía hay necesidades apremiantes en poblaciones vulnerables, las acciones de la SPP se han concentrado en realizar gestiones relacionadas a alivio (“emergency relief”) de dichas comunidades. Entre estas gestiones se encuentran: la entrega de toldos y otros artículos donados, creación de perfiles demográficos comunitarios para donantes, evaluación de organizaciones de base comunitaria confiables para recibir donaciones, referencia de contactos, orientaciones sobre proceso de reclamaciones y querellas, y la facilitación de procesos en general. Todas gestiones muy comunes en la práctica diaria de la profesión.

Teniendo en consideración esto, las participaciones de la organización en foros públicos y medios de comunicación han sido sensibles y pausadas. El llamado de la organización ha sido el mantener un enfoque responsable en atender con premura las poblaciones más afectadas durante este periodo. Durante este proceso hemos asumido la responsabilidad de visibilizar necesidades en el presente.

La SPP está consciente que los planificadores y la planificación en general, serán figuras clave en el epicentro de la discusión pública durante los próximos años. Sabemos que las discusiones en torno al tema del huracán María, la adaptación al cambio climático, nuevas prácticas sostenibles y el desarrollo de nuevos modelos y paradigmas socio-económicos no serán nuevas para nuestra población. Aún así entendemos la necesidad de promover numerosas herramientas de planificación existentes mientras simultáneamente debemos compartir conocimientos y experiencias a través del diálogo tanto entre nosotros, como de forma multi-disciplinaria, con el país en general.

Las dificultades que ha ocasionado esta situación han trastocado nuestros planes de la celebración de la Semana de la Planificación. La misma no podrá celebrarse durante este próximo mes de noviembre, al igual que nuestra asamblea anual. A pesar de que no tenemos una fecha o lugar para la actividad que se hará posteriormente, ya hemos comenzado el re-diseño de la misma para que se ajuste al rol que nuestra organización debe asumir en reacción a las nuevas y no tan nuevas necesidades y expectativas. Estaremos convocando varias reuniones en las que contaremos con su apoyo en el desarrollo de varias iniciativas que tenemos en mente. Estamos considerando celebrar reuniones regionales. Pronto ofreceremos más detalles sobre las mismas.

Como siempre, la SPP fomentará procesos de participación ciudadana que se caractericen por su dirección hacia la autogestión, la sostenibilidad y desarrollo de una mejor sociedad. Continuaremos promulgando lo establecido en nuestro Plan Estratégico y excelentes recursos que se han preparado por colegas como el trabajo titulado “Planificación para un Puerto Rico Sostenible: Fundamentos del Proceso”, entre otros.

Por mi parte, estaré siempre inmerso en los procesos pertinentes a nuestra profesión, que, a su vez, son procesos directamente pertinentes para el país. Y espero, en la medida de lo posible fomentar el diálogo tan necesario en esta coyuntura donde enfrentamos tantas dificultades y retos como sociedad puertorriqueña.

Sinceramente,

David J. Carrasquillo Medrano, PPL
Presidente
Junta de Directores